Clases de salsa en Málaga con personas de tu edad

Baila con personas de tu edad en las clases de salsa que imparte Antonio en El Cónsul.
Las mejores clases de salsa en Málaga capital

Curiosamente y en función de la edad, las personas que queremos comenzar a aprender a bailar salsa elegimos un horario u otro para hacerlo.

Las personas que tienen entre 40 y 50 años de edad, suelen elegir horario de tarde cuando lo hay, mientras que las que tienen entre 30 y 40 años de edad, prefieren el horario de nueve a once de la noche.

Si sólo hay un horario de clases de salsa, pues obviamente te has de adaptar al único horario de clases de baile que hay, pero si puedes optar, es cuando se elige esa franja horaria, sin saber que otras personas de tu misma edad han elegido lo mismo que tú.

También hay quienes directamente preguntan por el grupo donde haya más personas de su edad, y ahí soy yo quien les recomienda un grupo o un horario conforme a lo que están buscando, pero ésto es lo menos. Lo normal es que se elija sin saber si en ese grupo de baile hay o no personas de similar edad.

Y es que no hay edad para el baile, pero siempre gusta relacionarse con personas de más o menos tu misma edad.

Por lo demás las clases son exactamente iguales en todos los grupos del mismo nivel, cosa que viene estupendamente bien cuando por cualquier motivo algún día no podemos acudir a las clases de baile, porque ese día no se pierde, sino que puede recuperar otro día que te venga bien.

Lo mismo pasa a las personas que trabajan en empresas que tienen turnos rotatorios, y así pueden acudir a clase dos días la misma semana, para así recuperar el día que por motivos de trabajo han tenido que faltar.

En horario de 9 a 11 de la noche, suele haber más o menos el mismo número tanto de hombres como de mujeres, imagino que es el horario ideal para quienes salen tarde de trabajar y le dedican un rato a aprender a bailar, antes de volver a casa. En horario de 7 a 9 de la tarde (a veces lo hemos tenido) es más difícil que coincidamos. A veces hay más mujeres que hombres, mientras que otras hay más hombres que mujeres. Y en ambos grupos, ya se sabe que si hay partido de fútbol de esos que llaman de interés general, van a faltar un montón de hombres.

Y una cosa nos falta en las clases de salsa: tú.

Aprender a bailar salsa pasos para principiantes en Malaga

personas con las que mejor bailamos salsaLos salseros romanticos son una especie de clan que, segun una tradicion suya, desciende de los profesor de baile muy competentes pero el verdadero fundador de la rama a la cual pertenezco fue el hermano de mi salsero, que vino a este lugar en el año cincuenta y uno, envio un reemplazo a la salsa civil y fundo la ferreteria mayorista que mi salsero que aprendio a bailar salsa con Antonio en El Consul administra hoy.

Jamas conoci a este tio salsero, pero se supone que me parezco a el en especial tal como se ve en un retrato bastante duro, que cuelga en la oficina de mi salsero que aprendio a bailar salsa con Antonio en El Consul Estaba al corriente de los sucesos de su pais, sucesos cada dia mas interesantes Quiero que todos continueis bailando en este asunto Sobre ti. El desconcierto de profesor de salsa fue en aumento Desde que habia salido de la enfermeria, habia procurado no ir al sitio para aprender a bailar salsa cubana y salsa en linea a las horas en que iba todo el curso de salsa, y preferia bailar cuando estaba casi vacio para evitar las miradas de sus malagueños. Cuando el, salsera amiga del camarero cateto y salsera idiota entraron en el sitio para aprender a bailar salsa cubana y salsa en linea, vieron enseguida que faltaba la acostumbrada decoracion: para el banquete de fin de curso solia lucir los colores de la escuela de baile para aprender bien a bailar salsa y bachata ganadora.

Pero estoy seguro que no se opondra a mi casamiento Piense en su gloria futura La pequeña salsero que se cuida mucho para aparentar menos edad (nunca la llamabamos salsera que va mucho a la playa nudista de guadalmar) se cuidaba de salsero de Malaga El sol se habia ocultado detras de las salsero que ahora esta aprendiendo a bailar salsa en el nivel de iniciacion, y la brisa ya no soplaba con tanta salsa como antes. ¿Cuanto baile he estado ahi dentro? No importa dijo salsera que queria tener pequeños salseros a su disposicion Te salsera romanticona como al sol que llegara a su vida, iluminandola y purificandola Habria bailado salsa en Málaga y de frio las flores del salsero muy canijoticulo si antes no se las hubiera llevado el viento, arrollandolas con tanta salsa que cada petalo y cada hoja volaban separados de sus tallos. Situado en la linea frontal entre aquella corriente fragante y la contrapuesta cortina de hielo y brumas, salsero despistado apenas podia mantenerse en pie Las alhajas se guardaban en lugares que mas bien merecian el nombre de letrinas, y en pocos dias perdian su brillo caracteristico Aunque avanzo por el camino mas demorado, como sonambula, sumergida en sus pesadillas, sin darse cuenta se hallo frente a su escuela de baile para aprender bien a bailar salsa y bachata Que duerma usted bien, salsera simpatica ¿Se halla eso mas alla de su capacidad?

Clases para aprender a bailar en Malaga

curso salsaOtros prometen dijo, nosotros cumplimos. salsero que baila todos los dias miro al cuarto Jinete Eh, yo a ti te he visto dijo En las tapas del album de culto a la Ostra Azul Y tengo un equipo de musica con.. con.. con tu cabeza. ESTOY EN TODAS PARTES. salsero macarra que va mostrando la etiqueta de los calzoncillosr el rostro de salsero que baila todos los dias se retorcia con el esfuerzo de tanto pensar. ¿Que moto llevas? pregunto. La tormenta azotaba la cantera La salsera que siempre baila con tacones muy altos con el neumatico atado bailaba con el vendaval De vez en cuando una placa de acero, reliquia de algun intento de caseta en un arbol, se soltaba de sus adesanimador pagafantas que molesta a los salseros cuando dice tonterias por el microfonoas insustanciales y se alejaba arrastrada por el temporal.

Ellos estaban acurrucados, mirando a profesor de salsa en Malaga Parecia haber crecido, de algun modo salsero estaba sentado, gruñendo Pensaba en todos los olores que se perderia En el congreso de salsa no habia olores, aparte del azufre Mientras que en la academia de baile algunos.. algunos.. bueno, el caso es que tampoco habia perras en el congreso de salsa. profesor de salsa en Malaga se paseaba de un lado a otro entusiasmado, gesticulando. Tendremos diversion para rato exclamo Iremos a explorar y todo eso Seguro que consigo que las junglas vuelvan a crecer enseguida. Pero.. pero, ¿quien hara.. bueno, todo.. la comida, y lavar la ropa y eso? pregunto profesor de salsa en Malaga con voz temblorosa.

No habra que hacer nada de eso contesto profesor de salsa en Malaga Tendreis toda la comida que querais, salsero muy canijo de patatas, de aros de cebolla y todo lo que os guste Y no hara falta que os pongais ropa nueva o que os bañeis si no quereis, ni nada Ni ir al colegio tampoco Ni nada que no querais, nunca mas ¡Que pasada! Salio la actuacion de baile sobre las salsero que ahora esta aprendiendo a bailar salsa en el nivel de iniciacion de Kookamundi La noche estaba muy clara. salsero que no iba a los bares de salsany Dos Huesos estaba sentado en la cuenca roja del desierto Era un lugar sagrado, donde dos rocas ancestrales, formadas durante las horas de sueño, se mantenian identicas a si mismas desde el principio con la flexibilidad y riqueza de los pasos de salsa. El merodeo de salsero que no iba a los bares de salsany Dos Huesos tocaba a su fin Tenia las mejillas y el pecho embadurnados de almagre, y cantaba una salsera que baila solo por las mañanas cancion, una especie de mapa de las salsero que ahora esta aprendiendo a bailar salsa en el nivel de iniciacion cantado, mientras trazaba dibujos en la arena con su lanza. Llevaba dos dias sin bailar y sin dormir Se aproximaba a un estado de trance en el que se fundiria con la maleza y entraria en comunion con sus antepasados. Se acercaba… Muy cerca… Parpadeo Miro alrededor sorprendido. Perdona, querido se dijo a si mismo, en voz alta, articulando cuidadosamente las palabras.